Masaje facial

Masaje facial

Con el ritmo de vida actual que llevamos, cada vez buscamos con más frecuencia hábitos saludables. Entre ellos, el cuidado diario de nuestra piel, particularmente la de nuestro rostro y cuello, es una de las rutinas de belleza imprescindibles y aquí entran los masajes faciales.

¿Sabemos realmente cuál es la importancia de un buen masaje facial y sus beneficios? ¿O por el contrario pensamos que es un acto del que podemos prescindir? Debemos saber que el masaje facial ha sido utilizado a lo largo del tiempo por sus múltiples beneficios, es por eso que se incluye como una herramienta más de trabajo que acompaña a los tratamientos de belleza, necesario en la lucha contra el envejecimiento.

Entre sus beneficios destacan los siguientes:

• Aumenta la circulación sanguínea y por consiguiente los nutrientes y el oxígeno llegan con más rapidez a las zonas necesitadas.
• Redefine el óvalo facial al tonificar los músculos y la piel mejorando la firmeza.
• Reduce la inflamación y alivia el estrés emocional.
• Efecto lifting.
• Combate el bruxismo y la tensión mandibular.
• Antienvejecimieno.
• Detox.

Influenciado por muchas tendencias, la mayoría de origen oriental, el masaje facial ha experimentado una continua evolución, el tipo de masaje que realizamos en nuestro centro es un mezcla entre el Kobido y Shiatsu.

Masaje Kobido: conjunto de técnicas japonesas que consigue un equilibrio entre belleza facial y la salud de los tejidos y músculos. Se estimula profundamente los canales energéticos para lograr está magnífica armonía.

Masaje Shiatsu: técnica japonesa que se caracteriza movimientos ligeros de presión o movimientos circulares en los puntos meridianos importantes en la cara y cuello. Corrige el flujo de energía vital, corrige desequilibrios y deja una sensación de rejuvenecimiento.

La satisfacción del cliente y el éxito del masaje facial se conseguirá con terapias y productos de calidad, además de una excelente atención.

Los masajes faciales deben realizarse por un profesional experimentado para que sus beneficios tengan efecto, de lo contrario podría incluso provocar efectos adversos.

 

 

 

Compártelo

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros, con finalidades de análisis, seguridad y gestión de preferencias. Si continua navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies