7 errores con los fotoprotectores: qué estás haciendo mal

7 errores con los fotoprotectores: qué estás haciendo mal

Es más que probable que cometamos errores con los fotoprotectores, echa un vistazo para ver que puedes estar haciendo mal

Errores con los fotoprotectores ¡los más habituales!

 

1. UTILIZAR EL MISMO PRODUCTO PARA EL CUERPO Y EL ROSTRO.
La piel de la cara está expuesta al sol casi durante todo el año, mientras que la del cuerpo no, así que lógicamente será una piel más castigada por la radiación solar. Es preciso proteger más la piel del rostro, ya que su nivel de saturación para contrarrestar los radicales libres será mayor que el de la piel del cuerpo, en la mayoría de los casos.

2.CAMBIAR DE FACTOR DE PROTECCIÓN A LO LARGO DEL VERANO Y A MEDIDA QUE UNO SE BRONCEA.
Lo importante es evitar que el sol sea dañino para nuestra piel, así que independientemente del índice de bronceado nunca deberíamos utilizar un factor por debajo de 30.

3.APROVECHAR LAS CREMAS DE UN VERANO PARA OTRO.
Normalmente, el fotoprotector caduca a los 9 meses de estar abierto. Siempre se debe guardar bien cerrado y en un lugar seco y sin exposición al sol. En cualquier caso, si vemos que cambia de color o tiene un olor desagradable, no se debe utilizar.
4.UTILIZAR UN PROTECTOR MÁS BAJO LOS DÍAS NUBLADOS.
A través de las nubes se filtran hasta el 80% de los rayos solares. Más del 80% de la radiación ultravioleta traspasa las nubes, por lo que es necesario utilizar protector solar incluso en días nublados, protegiéndose especialmente de la radiación ultravioleta A (UVA) que penetra más profundamente en la piel, causando el fotoenvejecimiento.

5.NO UTILIZAR FOTOPROTECTORES DE AMPLIO ESPECTRO.
Se trata de protectores que protegen contra la radiación UVA, la radiación UVB y los infrarrojos. Y sí es necesario optar por ellos porque todos estos rayos atraviesan la atmósfera e inciden sobre nuestra piel. Utiliza factores que sean de amplio espectro.

5.RENUNCIAR AL MAQUILLAJE.
Lo ideal es utilizar compactos de maquillaje con SPF elevado y se puede aplicar después del fotoprotector sin ningún problema.

6.PONER POCO PRODUCTO PARA INTENTAR QUE EL PROTECTOR DURE TODO EL VERANO.
«La recomendación oficial es de 2 mg de producto por cm2 de piel y esto supondría gastar 30 ml de producto cada vez.

7.PRESCINDIR DEL AFTER SUN SI NO HAY QUEMADURAS.
La fotoprotección se debe acompañar de una reparación tras la exposición solar, además de una hidratación intensa y diaria. El aloe vera y la rosa mosqueta son aliados extraordinarios para reparar la piel después de la playa o la piscina. Y durante todo el verano, mañana y noche, se debe intensificar la hidratación con una buena hidratante en versión crema o aceite.

Ya sabes cuales son los errores con los fotoprotectores que cometemos habitualmente, así que toma nota y corrígelos para una piel bronceada pero saludable.

¿Quieres que te aconsejemos sobre los mejores fotoprotectores?

Consúltanos

Compártelo
Por | 2019-04-15T11:33:48+00:00 15 abril 2019|Dermoestética y bienestar|0 Comentarios

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros, con finalidades de análisis, seguridad y gestión de preferencias. Si continua navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies